Read this blog in English:

Lee mi otro blog:

Visita los blogs de mis proyectos en aulas: Story Time y Filosofía a la de tres

Visita la web del proyecto editorial de Filosofía visual para niños Wonder Ponder.

martes, 4 de octubre de 2011

La noche de los piratas: Silenciosos como ratones, sigilosos como sombras.

La noche de los piratas, de Peter Harris y Deborah Allwright
Traducción de Jordi Martín
Combel, 2012 (versión pop up)
Nuestra edición (en inglés): Egmont, London, 2005


Haz clic en la cubierta para escuchar cómo leemos nosotros La noche de los piratas (en inglés)

[Esta reseña se refiere a la edición original inglesa. No he tenido oportunidad de ver la edición en castellano, por lo que por ahora las citas son traducciones mías y los nombres son los originales en inglés. Cuando tenga el texto en castellano, incluiré comentarios específicos sobre la versión traducida]. 

Un cuento de piratas para niños y niñas. La noche de los piratas (The Night Pirates) es una emocionante aventura nocturna de un niño pequeño llamado Tom, su gato y unas niñas piratas de capa y espada, repleto de ritmo, musicalidad y fantasía.

El texto
La noche de los piratas es la aventura de Tom, un niño pequeño simpático y valiente, que está en la cama cuando oye a alguien bajando por su calle y subiendo por su casa. ¿Quién será? ¿Serán trolls? ¿Monstruos? ¡No! ¡Son piratas! Niñas piratas duras y rudas que vienen a robar la fachada de la casa de Tom como camuflaje para su barco. Tom les acompaña en su barco y navegan por los mares hasta una isla en la que una panda de piratas adultos vagos y panzudos duermen al lado de su tesoro. El capitán advierte a sus hombres de que ha visto una casa, pero éstos le ignoran y siguen roncando hasta que es demasiado tarde y las niñas piratas, Tom y su salvajísimo gato se apean de la casa-barco, cogen el tesoro y vuelven a marcharse, sin prestar atención alguna a la peor maldición del capitán: "Como no me devolváis el tesoro, ¡me chivo a mi MAMÁ!" Regresan a casa de Tom y, "sigilosos como sombras, silenciosos como ratones", devuelven la fachada a la casa y Tom se vuelve a meter en la cama y se duerme después de su emocionante aventura, pensando que nadie se enterará nunca de lo sucedido. ¿Pero de verdad que nadie se dará cuenta de que la fachada de la casa está boca abajo?

Las ilustraciones
Las ilustraciones de The Night Pirates se enmarcan en una luz nocturna encantadoramente atmosférica y se complementan con juegos tipográficos integrados con las imágenes con mucho acierto.

Mirad el texto "por la casa oscura, oscura fueron subiendo subiendo subiendo. Sigilosos como sombras, silenciosos como ratones", con la luna observando la escena y los "subiendo" ("up, up up") dispuestos a modo de escalera, y "silenciosos como ratones" ("quiet as mice"), en tamaño pequeño y susurrante:


Aquí tenéis a Tom, un niño pequeño simpático, valiente (con miedo, emocionado), con su gato salvaje (me encanta el retrato en la pared): 
Esta doble página (¡vertical!) es una de nuestras imágenes favoritas del libro, en el que Tom pregunta a las niñas piratas duras y rudas si puede ir él también con ellas: 
Y la capitana pirata dura y ruda ruge su respuesta: 


















Y por fin zarpa el barco, con su fabuloso camuflaje: 



















¡Atención a la panda de piratas adultos!












Y aquí está Tom ya de vuelta en su cama, dormido, con el barco que se aleja por la ventana. ¡Menuda aventura!












Lectura en voz alta
The Night Pirates es un libro que apetece siempre leer en voz alta. El estupendo ritmo, el cambio de volumen (del susurro al rugido y vuelta al susurro), la aliteración (hablo del inglés: "down, down, down, the dark, dark street they came"), la repetición tanto en palabras como en la propia estructura del cuento, los indicadores visuales para la lectura en voz alta, con el texto pequeño para las voces bajas o lejanas y el texto más grande a medida que se vuelve más alto o más cerca, hacen que el texto se lea solo, atrayendo y manteniendo sin esfuerzo la atención de los oyentes y animándoles a que participen. 

La magnífica ilustración a dos páginas en sentido vertical en la que Tom pregunta a las niñas piratas si puede acompañarles también añade algo a la experiencia de la lectura en voz alta, introduciendo un elemento físico (imaginaos un giro exagerado del libro para aumentar el efecto dramático) en la emoción.  

También tiene la cantidad justa de diálogo, con la posibilidad que ello ofrece para poner distintas voces (me temo que a mí la voz y el acento pirata sencillamente no me sale, por lo que en la grabación ni siquiera he hecho el intento). 

La estructura circular en la que las imágenes, los sonidos y las palabras con las que se sitúa la acción y se establece el tono al comienzo se reproducen luego al final, cerrando la aventura y el cuento, está ejecutada con maestría y hace más intensa si cabe la sensación de cansancio gustoso que se tiene después de toda buena aventura.  

¡The Night Pirates es muy, muy divertido! 

Se lo compramos a nuestro hijo cuando tenía aproximadamente 20 meses y le ha encantado desde entonces. Desde el principio, le encantó el susurro de "Silenciosos como ratones, sigilosos como sombras". Le gusta la exclamación ¡PIRATAS! en la doble página vertical y el grito de "Bienvenido a bordo" de la capitana pirata. 

También hay una página en la que hay tres dibujos que ilustran la casa-barco acercándose más y más y al 'Capitán Parche' observando, con cara confundida, que siempre ha llamado la atención de mi hijo y que luego le ha provocado la risa cuando anuncia que ha visto una casa y los otros piratas responden "Casas hemos visto todos. ¿A quién le importa?". 

Siempre le ha encantado el "temible rugido" del gato y, por supuesto, la maldición del Capitán Parche: "Como no me devolváis el tesoro, ¡me chivo a mi MADRE!". 

Pero creo que su parte favorita es al final del todo: "Y nadie se enteraría nunca ... [se pasa la página] ... ¿o sí?", que él acompaña, imitando a sus padres, con una caricia en la barbilla muy convincente. 

Es un gran libro para leer en voz alta a la hora de acostarse o a cualquier hora del día.  

Otra cosita
En una época en la que las librerías y editoriales (esto es especialmente cierto en Reino Unido; menos en España) clasifican la literatura infantil en literatura para niñas y literatura para niños (una clasificación espeluznante, irresponsable e idiota), me gustaría decir tres oles: ¡Ole, ole y ole! para este The Night Pirates por ser un libro de piratas para niñas y niños.  

(c) de todas las ilustraciones de este post, Deborah Allright, 2005. 
     

3 comentarios:

  1. Este libro se lo leímos a Sammy y Carmela de pequeños también, aunque nunca llegó a ocupar un lugar entre sus favoritos. Con los libros, nunca se sabe; unas veces nos cautivan y otras no tanto. Aquí también leemos libros "para todos los géneros". A Sammy le gusta La casa de la pradera lo mismo que a Carmela le gusta Harry Potter o Narnia. Lo más ofensivo es cuando en las librerías llenan la parte de niños de libros de historia y ciencias y la de niñas de cuentos de hadas cursis y de recortables de moda. ¡Los mataría!

    ResponderEliminar
  2. En nuestro caso, a mi al principio no llegaba a gustarme del todo, pero fue Iain quien me convenció de lo emocionante que podía llegar a ser con sus risas y sus Oooh! En cuanto a lo de las secciones en las librerías de niños/niñas es que es para llorar. ¡Imagínate lo que se estarán perdiendo todos esos niños y todas esas niñas :S! En fin. Besos miles!

    ResponderEliminar
  3. Escribo este comentario buscando un poco de información para escribir el post en mi blog sobre este libro. Nuestra versión es en castellano. Es un pop-up, por ello se pierden algunas de las cositas que nos muestras. Aquí no se ve ese precioso dibujo del gato y Tom pregunta si puede ir con ellas. Me ha encantado esta versión que nos muestras. Intentaré conseguirla

    ResponderEliminar